Ocho años del Estadio “Bicentenario”

Un día como hoy, pero hace ocho años se inauguró oficialmente en Av. Juramento al 3200 el Estadio “Bicentenario Ingenerio Carlos Grondona”. Aquél día la historia para el Celeste comenzó de la mejor manera ya que Juventud venció en el Coliseo por el Torneo Argentino “A”  a Guillermo Brown de Puerto Madryn 2 a 0 con goles de Pablo Quiróz y Cristian Fernández.

En el año 2007 surgió en el seno de la dirigencia de Juventud la idea de concretar un sueño truncado por mucho tiempo; contar con un estadio propio. Por aquellos tiempos parecía algo difícil. Pero todo comenzó cuando Juventud vendió el Polideportivo de avenida Pellegrini y adquirió 9 hectáreas ubicadas en el barrio Belgrano. El 25 de enero de 2008 aquel descampado del sector sur de la ciudad empezó a cambiar su fisonomía. De la mano del ingeniero Carlos Grondona, arribaron las máquinas para iniciar los trabajos de construcción. El nuevo estadio celeste estaba en marcha. 
La tarea fue ardua, innumerables horas de sacrificio y mucho empeño. Así nacieron los primeros cimientos y la obra comenzó a ponerse de pie. El estadio comenzó a tomar forma con la construcción de las plateas, las cabinas de transmisión, el salón de fiestas y los vestuarios. El sueño fue haciéndose realidad.

Primero debutaron los chicos de fútbol infantil, las divisiones inferiores y la primera local en las canchas auxiliares. Luego, se inauguró el salón de fiestas. Hasta que el 18 de octubre del 2009, ante más de 3.500 personas, el Estadio “Bicentenario Ingeniero Carlos Grondona” tomó vida propia. En principio desfilaron todas las divisiones infantiles, las inferiores y la primera local. En el medio de la cancha se izó la bandera Argentina y posteriormente sonó el el himno nacional interpretado por la banda municipal. Después llegó la hora de los discursos a cargo del presidente de turno, Oscar Crosetti, del artífice de la obra, el ingeniero Grondona y del Director de Deportes Rubén Fernández. También se inauguró la sala de cabinas que lleva el nombre de “Sandro Eraso” y el momento cumbre fue cuando se cortaron las cintas y el estadio quedó habilitado oficialmente. Por primera vez los jugadores de Juventud y Guillermo Brown de Madryn pisaron el verde césped. Y fue el momento donde el sueño se transformó en realidad. La obra estaba concluida. Un momento histórico. Para Juventud y para el deporte de Pergamino.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios